La pampa guanacasteca es el espacio ideal para disfrutar de días libres sin ningún contratiempo.

A dos horas del aeropuerto de Liberia Daniel Oduber Quirós, se encuentra el Hotel Dreams las Mareas, un concepto ideal para familias o parejas que buscan no sólo un buen servicio en sus días de descanso; sino también de una buena gastronomía.

 

 

Hotel Dreams las Mareas se ubica en la hermosa playa El Jobo, – muy cerca de la frontera con Nicaragua- donde se busca que el huésped olvide todas sus tensiones y se dedique sólo a disfrutar.

Desde la llegada, el personal del hotel lo recibe con el cocktail de temporada, una bebida perfecta para iniciar la experiencia y la hidratación en esa calurosa provincia.

 

 

Su arquitectura es amigable con el ambiente y los arquitectos pensaron en que con el pasar de los años, sus instalaciones se unificaran con la naturaleza del lugar, donde se pueden encontrar una gran cantidad de especies endémicas, y autóctonas propias de la bajura.

 

 

En este hotel se pueden destacar muchas cosas, pero una que llama poderosamente la atención, es la exclusividad de su público meta, ya sea costarricense o extranjero; quienes visitan el Hotel Dreams las Mareas saben que su estadía estará cargada de un buen servicio, buena gastronomía, diversas actividades como deportes acuáticos y actividades para niños, donde se enfocan en la educación ambiental y diversión.

 

 

En cuanto a propuestas gastronómicas puedo destacar especialmente las del restaurante italiano Portofino, que cuenta con un menú enfocado en pastas y mariscos con el sabor de la tierra de la pizza.

Otro de los restaurantes con una excelente propuesta es el Himitsu, una fusión gastronómica con lo más destacado de los sabores asiáticos, el agridulce y lo exótico de sus ingredientes, se une en un solo platillo dentro del restaurante.

 

 

 

Los placeres gastronómicos no terminan ahí. En las habitaciones delicadamente decoradas se pueden solicitar desde dulces hasta snacks, para acompañar los diferentes licores que usted puede degustar las 24 horas al día.

 

 

Sin duda una experiencia de 180 grados, en la que nada se queda por fuera y todo se pone a disposición del huésped para su disfrute, no cabe duda que esperará con ansias las próximas vacaciones para darse una escapadita por este destino de playa digno de una calificación 5 estrellas.

 

 

 

Deja una respuesta