El corazón es el músculo más importante del cuerpo humano y puede fallar debido a un problema propio o porque su capacidad de reacción no logra llenar los requerimientos del organismo.  Es allí donde se generan las enfermedades cardiovasculares que son la principal causa de muerte en el mundo.

Las enfermedades coronarias, se definen como un conjunto de trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos del cuerpo y que se clasifican en:

  • Hipertensión arterial (presión alta)
  • Cardiopatía coronaria (infarto de miocardio)
  • Enfermedad cerebrovascular (apoplejía)
  • Enfermedad vascular periférica
  • Insuficiencia cardiaca
  • Cardiopatía reumática
  • Cardiopatía congénita
  • Miocardiopatías

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se calcula que en 2012 murieron 17,5 millones de personas por enfermedades cardiovasculares, lo cual representa el 30% de las defunciones registradas en el mundo. De esas defunciones, aproximadamente 7,4 millones se debieron a cardiopatías coronarias, y 6,7 millones a accidentes cerebrovasculares. De aquí al 2030, casi 23,6 millones de personas morirán por alguna enfermedad cardiovascular, principalmente por cardiopatías y accidentes cerebrovasculares. Se prevé que estas enfermedades sigan siendo la principal causa de muerte.

“Las enfermedades cardiovasculares se han convertido en un problema de salud pública en todo el mundo, ya que representan la causa más alta de muerte frente a otras enfermedades y afectan en mayor medida a los países de ingresos medios y bajos, por aspectos relacionados  malos estilos de vida, fumado, obesidad, falta de acceso a salud pública, pocos medicamentos para pacientes y falta de información y educación para que las  personas puedan identificar los síntomas que presenta la enfermedad y ser tratados a tiempo, entre otros aspectos”, indicó el Doctor Daniel Quesada, Presidente de la Asociación Costarricense de Cardiología (ASOCAR).

Dentro de las enfermedades cardiacas más comunes se encuentra la insuficiencia cardiaca, la cual es un síndrome que presenta síntomas como la falta de aire, cansancio, dificultad para respirar, hinchazón en extremidades a causa de retención de líquidos debido al bajo flujo de sangre a los riñones, reducción del flujo sanguíneo al cerebro lo que puede provocar sensaciones de mareo y confusión, entre otros. Esta es una enfermedad prevalente y potencialmente mortal que afecta alrededor de 64 millones de personas en todo el mundo. Frecuentemente está vinculada a quienes viven con diabetes tipo 2, presentando un riesgo de 2 a 5 veces mayor de insuficiencia cardíaca, sumado a un mayor riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular que las personas que no padecen esta enfermedad.

Se han reconocido varios factores de riegos para el desarrollo de la insuficiencia cardiaca entre ellos:  colesterol elevado 86%, fumado 60%, estrés 82%, hipertensión arterial 45%, antecedentes heredofamiliares 72%, Índice de Masa Corporal 45%, Diabetes Mellitus 68%, y antecedentes personales patológicos 16%.

“En la Asociación Costarricense de Cardiología buscamos constantemente educar a la población con el fin de que pueda identificar posibles síntomas de enfermedades coronarias al tiempo que visitan a especialistas en cardiología que podrán prevenir, diagnosticar y tratar estas afecciones buscando darle al paciente una mejor calidad de vida. Es por esto que realizamos actividades de manera constante con nuestros agremiados, pacientes, familiares y Autoridades de Salud con el fin de colaborar en este proceso” concluyó el Dr. Quesada.

GBD 2016 Incidentes y prevalencia de enfermedades y lesiones desencadenantes. Incidencia global, regional y nacional, prevalencia y expectativa de vida con discapacidad por 328 enfermedades y lesiones en 195 países, 1990-2016: un análisis sistemático para el Global Burden of Disease Study 2016. Lancet. 2017; 390: 1211-1259.

Sociedad Europea de Cardiología (ESC). «Una de cada cinco personas desarrollará insuficiencia cardíaca». Ciencia diaria. ScienceDaily, 5 de mayo de 2015. www.sciencedaily.com/releases/2015/05/150505111934.htm. Consultado en junio de 2018.

Primer Consenso Centroamericano y El Caribe de Sociedades de Cardiología para el diagnóstico y manejo de la Falla Cardíaca.

Deja una respuesta