José Pablo Gil, reconocido deportista costarricense, destacado como uno de los primeros tenistas nacionales en sillas de ruedas, se ha propuesto tomar sus maletas y sueños para enrumbarse hacia Tokio, Japón, en agosto próximo y participar de los Juegos Paralímpicos que tendrán lugar en esa ciudad, desde donde espera brillar dejando el nombre del deporte costarricense en el más alto nivel.

“JoPa”, como también es conocido por familiares, amigos y colegas deportistas, cuenta con una amplia experiencia como tenista, tanto antes como después de que sufriera un accidente que en 2016 estuvo a punto de costarle su vida.

“Estuve en coma por varias semanas y tuve serias lesiones cerebrales y a nivel lumbar; esta última fue la que generó mi discapacidad para caminar”, relata Gil. Aunque esta fortuita circunstancia le hizo replantear su decisión de continuar su carrera como atleta, pudo más su fuerza de voluntad, así como el apoyo de familiares y amigos, quienes le impulsaron a continuar adelante en un camino que, si bien es cierto no iba a ser fácil, tampoco sería imposible.

“Con el paso de los meses empecé a prepararme en una disciplina que, aunque conocía, fue como empezar desde cero, ya que en Costa Rica el tenis en silla de ruedas no es un deporte que se practique ni se conozca mucho”, confiesa José Pablo.

No obstante, fue así como gracias a su coraje y empeño logró participar en distintos torneos nacionales e internacionales de alto renombre, conociendo y compitiendo con grandes figuras que, como él, decidieron dejar a un lado temores e inseguridades para perseguir sus sueños.

Actualmente, este deportista de alto rendimiento tiene como uno de sus objetivos principales ser medallista en los Juegos Paralímpicos de Tokio, apoyado por empresas como BMW en Costa Rica, la cual le brindará un importante apoyo económico para lograr su objetivo de consolidarse como uno de los mejores tenistas en sillas de ruedas del mundo.

“Estoy muy agradecido con BMW por este gran empuje para conseguir este sueño que he tenido desde siempre”, comenta Gil, quien ha determinado compartir sus dones con otros jóvenes talentos por medio de su propio proyecto “Tenis Sobre Ruedas”.

Compromiso

Alessandro Di Palma, gerente de mercadeo de BMW Costa Rica, compartió el orgullo de esta empresa al apoyar a personas como José Pablo, que con su ejemplo de vida inspiran a todo un país.

“BMW tomó la decisión de apoyar al atleta José Pablo Gil porque consideramos que sus valores como persona y deportista van alineados con la visión que compartimos como marca”, indicó Di Palma.

“Nos inspiró su fortaleza mental, su determinación y compromiso en el que no existen adversidades imposibles a pesar del giro tan radical que tuvo su vida y de los obstáculos que se le presentaron a raíz de su accidente. José Pablo es un luchador que le sonríe a la vida y que a punta de esfuerzo y perseverancia trabaja continuamente para lograr todas sus metas y objetivos”, indicó Di Palma.

Di Palma agregó que este patrocinio otorgado a José Pablo tendrá por ahora un lapso de un año, pero la idea es continuar apoyándole por más tiempo y eventualmente al programa “Tenis sobre ruedas”.

“También nos interesa que Jopa pueda asistir a más torneos y que, eventualmente, pueda cambiar su silla de ruedas para que pueda seguir creciendo y desarrollándose en el deporte para que no solo continúe dejando en alto el nombre del país sino seguir siendo ejemplo para muchos jóvenes, adultos y niños”, recalco el gerente de mercadeo de BMW.

José Pablo estará participando esta semana en un torneo en Portugal y será el primero de siete torneos de una gira que busca cerrar el cupo a Tokio 2020.

 

 

 

Deja una respuesta