Hoy las personas en el mundo se enfrentan a grandes desafíos, pero, el hambre nunca debería ser uno de ellos, por eso, ante la crisis provocada por el COVID-19, KFC donó 300 diarios solidarios a familias vulnerables ubicadas en Liberia, Nicoya, Jacó y Limón.

La identificación de estos hogares beneficiados fue a través de Lloverá Comida, quien tiene el aval de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y las municipalidades de la zona, garantizando así beneficiar a las familias cercanas a los restaurantes de KFC que se han visto afectadas por el desempleo especialmente en el sector turismo.

“En KFC, el apoyo a la comunidad es una de nuestras prioridades, nos sentimos muy complacidos de hacer estas entregas solidarias a tantas familias de estas comunidades que hoy atraviesan una situación difícil. Nos mantendremos atentos a las necesidades del país con el objetivo de contribuir responsablemente desde distintos ámbitos”, comentó Isidro Perera, gerente general de KFC Costa Rica.

KFC proporcionó el dinero para los diarios solidarios que beneficiarán a las zonas del Pacífico Norte, Central y Caribe con productos básicos como: arroz, frijoles, azúcar, aceite, café, leche en polvo, tomatinas, pasta, sal, atún, avena, productos de limpieza, entre otros.

Colaboradores de KFC y voluntarios de Lloverá Comida (ONG con la que la empresa trabaja desde hace 4 años) hicieron la entrega directa en la casa de los beneficiados respetando los protocolos sanitarios establecidos por las autoridades de salud.

“El valor solidario de KFC durante esta emergencia nacional es de suma importancia, ha sido una experiencia maravillosa el poder apoyar a nuestra población más vulnerable contribuyendo con un mensaje de fe y esperanza en estos momentos difíciles”, concluyó Esteban Blanco, fundador de Lloverá Comida.

Deja una respuesta