El lanzamiento mundial del refrigerador Bespoke de Samsung Electronics marcó el comienzo de una era completamente nueva de electrodomésticos personalizables. Al permitirle personalizar el color y los módulos de su refrigerador para satisfacer sus necesidades, Bespoke personifica el compromiso de Samsung de ofrecer productos que se adapten a los estilos de vida cambiantes de los consumidores.

La respuesta de los mercados hacia la nueva refrigeradora ha sido extraordinaria. La filosofía centrada en el estilo de vida del refrigerador Bespoke no solo ha resonado entre los consumidores, sino que la innovación de Samsung ha permitido a la empresa aumentar el compromiso con los dispositivos al mismo tiempo que impulsa las ventas en línea.

 

Innovación galardonada

Cuando Bespoke se lanzó en 2019, presentó una nueva visión de diseño en electrodomésticos. Combinó la filosofía de diseño minimalista de Samsung, conocida como Flat Style, con la capacidad de personalizar el interior y el exterior de su refrigerador.

Estas cualidades facilitaron la combinación del refrigerador Bespoke en cualquier espacio y le valieron al electrodoméstico una variedad de codiciados premios de diseño. Estos incluyen un premio de diseño del Foro Internacional (iF) de oro 2020, así como un premio de plata y los honores Best-in-Show en los Premios Internacionales de Excelencia en Diseño (IDEA) 2020.

 

Un creador de tendencias

La popularidad de Bespoke también refleja las cambiantes tendencias de los refrigeradores.

Según la investigación interna de Samsung, 39% de los consumidores europeos informan que ven su hogar como un lugar para expresarse más ahora que antes de la pandemia. Además de eso, 22% cree que la estética de un electrodoméstico, cómo se verá en su hogar, es más importante ahora que antes de la pandemia.

Esto ha llevado a un mayor interés en una variedad más amplia de colores en los electrodomésticos. Antes del lanzamiento de Bespoke, la gran mayoría de los frigoríficos vendidos en todo el mundo eran negros o plateados. Bespoke cambió esta tendencia.

A nivel mundial, los consumidores han optado por los refrigeradores de colores claros: los refrigeradores blancos ahora representan más del 40% de la demanda y otros colores claros, como el beige y el rosa, también muestran fuertes ventas. En EE.UU, el blanco y el azul marino representan cada uno más del 20% de la demanda a medida y los colores de los paneles como el gris, el azul -comercializados en América Latina- y el rosa, también atraen a los consumidores que buscan algo diferente para sus cocinas.

Deja una respuesta