Realizar las compras del supermercado, la farmacia o de tu restaurante favorito desde la comodidad de tu casa, es posible con RAPPI. El pasado lunes 09 de marzo y en busca de reducir el contagio del COVID-19, el Gobierno de Costa Rica activó la modalidad de teletrabajo para los empleados del sector público e hizo la recomendación a la población general de no asistir a espacios con gran cantidad de personas; situación ante la que este Super App destaca como un gran aliado para facilitar la vida y evitar el contagio de este nuevo coronavirus.

Con un área de cobertura que abarca desde Ciudad Colón hasta Curridabat, RAPPI ofrece en su menú gastronómico cientos de restaurantes, junto a la posibilidad de hacer compras en farmacias Fischel y productos cotidianos tanto en Pricesmart como en Fresh Market. “En RAPPI siempre hemos buscado brindarle la oportunidad a los usuarios de que puedan dedicar su tiempo a lo que quieran hacer y no a lo que deben, a la vez que les evitamos las molestias y el estrés del tráfico. Razón por la que siempre estamos alimentando nuestro menú de opciones, para que el costarricense pueda encontrar todo en un solo lugar” señala Cristina De La Espriella, directora de mercadeo de RAPPI para Costa Rica.

ACCIONES CONTRA EL COVID-19

Ante el aumento de demanda que se está dando por parte de los usuarios de RAPPI no solo de gastronomía, sino también de abarrotes y medicamentos, el equipo de trabajo de esta Super App activó un protocolo que asegura el mejor y confiable servicio. “En este momento y con esta situación en particular, queremos ayudar a las personas a afrontar el COVID-19 de manera responsable y cuidadosa. Ponemos a disposición por medio de la aplicación opciones para que los usuarios no tengan que salir de la casa y puedan recibir lo que necesiten sin tener que andar en carreras; desde farmacia, hasta mensajería, gastronomía y abarrotes” destaca De La Espriella.

Mediante mensajes de enfoque informativo y educativo suministrados por RAPPI, la consciencia sobre el tema ha cobrado gran relevancia entre todos los RAPPItenderos, quienes cumplen distintas directrices en busca de garantizar la mayor calidad del servicio. Entre estas destacan no solo el lavado constante de manos junto a la aplicación de alcohol en gel, antes y después de realizar cada pedido; sino también la aplicación del protocolo al estornudar y toser; y el guardar reposo en caso de presentar síntomas de fiebre, gripe o tos.

Gracias a ello, los usuarios de RAPPI podrán hacer todas sus compras desde la comodidad de su casa, evitando ingresar a espacios cerrados con más personas y con esto reduciendo el riesgo de contagio del coronavirus COVID-19.

Deja una respuesta