En momentos donde a las personas se les recomienda quedarse en casa, para evitar que se contagien del covid-19, las ideas novedosas, atractivas y entretenidas son más que necesarias.

Pensando justamente en ser una plataforma para compartir dulces momentos y a la vez sacarles una sonrisa a las personas, fue como nació The Cookie Jar Factory, una pequeña empresa de galletas de la fortuna.

“Nuestra intención es llevar las famosas galletas de la fortuna, que muchos han visto en otros países, a otro nivel. Con un delicioso sabor en la masa y con temáticas creativas y divertidas, también queremos que las personas puedan regalar detalles únicos”, comenta la emprendedora de The Cookie Jar Factory, Marisol Salazar.

Este es un proyecto que forma parte del catálogo en línea OlibaPay, donde los clientes pueden escoger el producto, la cantidad, indicar los detalles para la entrega y pagan, todo en el mismo lugar.

Las galletas se adaptan a un sinfín de temáticas: hay musicales (con diferentes géneros), de amistad, de amor, de fortuna y las famosas desafortunadas. También hay pride cookies y las que motivaron el proyecto, las galletas #yomequedoencasa.

“La primer galleta de oferta al público fue la #yomequedoencasa y a partir de esa empezamos a generar todas las categorías que consideramos han venido a dar alegraría, risas e ideas de cómo pasar estos momentos con un poco de esperanza y amor en un detalle tan sencillo y delicioso como nuestras galletas”, afirma Salazar.

Por otro lado, hay galletas personalizadas, donde el cliente escoge los mensajes ya sea para ocasiones especiales o bien para eventos como cumpleaños, babyshowers, o actividades de revelación de género.

Por ejemplo, si son para regalarle a un fanático del rock, está la opción de las galletas de rock que llevan  frases de las canciones más famosas de este género, y así con cada una de las temáticas.

Además, también ofrecen kits empresariales donde incluyen las famosas galletas con la frase que pida la empresa y le agregan al kit detalles como: el kit cafetero que viene con café, una taza, galletas de la fortuna y almendra o el de vino que viene con una botella de vino, saca corchos, y muchísimas combinaciones más que se pueden lograr para hacerlo único.

Los precios varían dependiendo de la temática y cantidad. Por ejemplo, hay paquetes de tres galletas a ₡1.200 colones (galletas desafortunadas); también, hay paquetes de cuatro a ₡1.530 colones (galletas con intención). En las personalizadas el precio varía un poco, desde paquetes de cuatro a ₡2.900 hasta 50 unidades en ₡18.500 colones.

En cuanto a la entrega esta dependerá de las galletas: Las no personalizadas se entregan en un máximo de 72 horas  y las personalizadas tardan cuatro días (en horario hábil de lunes a viernes).

Los interesados también pueden buscar este emprendimiento por medio de Instagram o Facebook como The Cookie Jar Factory. Allí encontrarán más detalles y se les brindará asesoría.

 

 

Deja una respuesta